Rara avis. Retablo de imposturas.

Fundación Rara AvisEspacio dedicado al estudio de las actividades de la Fundación Rara Avis.

La verdad de la ficción

Rara Avis. Editorial Montesinos
Han pasado siete años desde que comenzáramos a estudiar las actividades de la Fundación Rara Avis, y algunos menos desde que iniciamos la publicación, en este espacio, de extractos, resúmenes y noticias de los extraordinarios descubrimientos literarios realizados en el seno de las comisiones de dicha organización. Durante este tiempo hemos ofrecido al lector interesado un buen número de oportunidades de asombrarse con sus hallazgos que, entre otros, han revelado una conjura Dada asociada al robo de La Gioconda. Expuesto a la luz pública el excéntrico Club del Expurgo, que lleva siglos haciendo desaparecer los peores manuscritos de los más negados escritores. Desvelado el propósito oculto tras el Clan Ulrich, cuyos miembros se vieron tentados a finalizar El hombre sin atributos de Robert Musil. Descubierto irrefutables evidencias que indican que Baudelaire soñó con Kafka. Recuperado los Doce Relatos Negros, escritos en secreto por Arthur Conan Doyle, en los que su autor urde un catálogo de horribles y grotescas muertes para su criatura Sherlock Holmes. O evidenciado el fraude editorial cometido por el inventor de autores bajo demanda Juan Rodolfo Wilcock, creador de Raymond Roussel o Jean-Pierre Brisset.

En total, son trece los textos que ahora ven la luz en el volumen Rara Avis. Retablo de imposturas, publicado por la Editorial Montesinos. Los compiladores de esta obra queremos agradecer a Carla Bodoni y a la Fundación Rara Avis su generosidad al permitirnos consultar la totalidad de los archivos en la sede de París, así como su aprobación en lo que respecta a la redacción de esta obra. De igual modo, quedamos para siempre en deuda con Juan Goytisolo quien, gracias a su intercesión, ha logrado que este libro se publique. En lo que pueda valer, dedicamos esta obra al combativo compromiso político y literario que Juan Goytisolo viene manifestando hace años y suscribimos lo que él mismo quiso recordarnos: “La verdad de la ficción vale más que la ficción de la verdad”.  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada